Info sobre drogas para universitarios

¿Cuánto dinero cuesta fumar?

Igual que con otras drogas, el uso del tabaco tiene dos costes:

  • El económico –su precio.
  • El de salud –que la mayoría de las personas considera que no tiene precio.

Limitándonos a las consecuencias económicas, y aunque en el Estado español el precio del tabaco es bajo en comparación con otros países europeos, fumar cuesta bastante dinero. Los gastos derivados de su uso para la persona fumadora son varios:

  • Los directos: el tabaco –cigarrillos, cigarros puros o paquetes de tabaco sin liar– y los instrumentos para su consumo –mecheros, cerillas, pipas, papel, etc.
  • Los costes indirectos: el equivalente al tiempo dedicado a fumar o a adquirir el tabaco, los productos adquiridos para mitigar sus consecuencias (como ambientadores o pastas de dientes especiales), los tratamientos médicos por problemas asociados (faringitis, resfriados y otros), etc.

A este dinero que supone el gasto individual, se le suman los costes sociales y colectivos. Entre estos destaca el del tratamiento sanitario de las consecuencias del tabaquismo. A diferencia de los primeros –si es asumido por la sanidad pública o por mutuas–, estos gastos se socializan. Es decir, se distribuye entre todas las personas al margen de que sean fumadoras o no. En cualquier caso, el gasto de la sanidad pública por el consumo del tabaco es superior al ingreso por su venta y comercialización –en forma de impuestos.

A una persona fumadora le puede motivar a dejar de fumar el hecho de calcular cuánto se gasta al año en tabaco.
Esta misma cantidad, si la destinase a organizaciones de solidaridad que realizan programas de salud básica en países empobrecidos (como rehidratación oral), serviría para mejorar la calidad y esperanza de vida. Y –por otro lado– para evitar la muerte de personas en alto riesgo.