En este artículo vamos a mostrar algunas consecuencias de las drogas desde distintos enfoques: las consecuencias físicas, las consecuencias sociales y las consecuencias en la salud y para terminar con las consecuencias para el organismo que podría ser un enfoque que combina las tres anteriores. Por supuesto que habrían otras maneras de clasificar las consecuencias de las drogas pero este artículo debe servir para abrir un poco la mente en cuanto al fenómeno de las drogas y aportar al lector de otras maneras de entender algo complejo debido a la multiplicidad de formas que hay de abordarlo.

Consecuencias físicas de las drogas

MDMA y dosis

El MDMA, a pesar de tener un margen de seguridad relativamente alto, puede resultar inseguro debido a la incapacidad de los consumidores de saber qué están consumiendo y en qué cantidad. Por un lado es imposible saber qué cantidad de MDMA contiene una pastilla y qué sustancias tiene de corte, lo mismo sucede con un gramo de MDMA en polvo, que por su presentación es mucho más fácil de adulterar. Una pastilla puede contener unos 80mg de sustancia activa y otra, o la misma, comprada una semana después, puede tener el doble, con las peligrosas consecuencias para la salud que puede tener.

En la actualidad existen servicios gratuitos de análisis de sustancias. Este tipo de servicios permiten a los consumidores tener un mayor control de la dosis a consumir reduciendo de esa manera una parte de los riesgos asociados al consumo de drogas.

Los “beneficios” de las drogas

Medical-marijuana-signOtro punto que puede producir consecuencias de distintas índoles sería la propaganda de ciertos beneficios de algunas sustancias.

El ejemplo más descarado lo tenemos con el alcohol. El alcohol es considerado, y no sin razón, una de las drogas más peligrosas que existen actualmente, con muchísimas patologías asociadas. Pero aún así, y en contra de la evidencia, o respaldado por estudios con una población sesgada, se siguen promocionando sin ningún tipo de pudor alegando beneficios en la salud.

Otro “descaro” lo podemos encontrar con el cánnabis. Mucha gente ya se ha topado con vendedores de humo que argumentan que el cánnabis lo cura todo. Ese tipo de manifestaciones pueden parecer inocuas, pero en el momento en el que alguna persona desesperada, con alguna dolencia grave, decide dejar su tratamiento oficial por este tipo de alternativas está poniendo en peligro su vida.

En estos casos siempre se ven los testimonios en los que “ha funcionado” y difícilmente se verán aquellos en los que ese tipo de tratamientos no han servido para nada.

Un último apunte respecto al cánnabis o más concretamente al cánnabis medicinal. Actualmente sí que se están realizando investigaciones serias sobre los efectos de los cannabinoides en la salud con resultados de momento prometedores. Muchos de ellos todavía están en fases preliminares así que antes de ondear la bandera de sus beneficios habría que esperar un poco a tener hechos y no hipótesis.

Las heridas de bala de la cocaína

La cocaína se ha convertido, posiblemente, en el producto de consumo más rentable y a la vez, más perjudicial de la historia del capitalismo.

Según Roberto Saviano, autor del libro “Cero Cero Cero. Como la cocaína gobierna el mundo”, 1000€ en cocaína dan unos beneficios de más de 180000€. ¿Cómo es eso posible? La respuesta más sencilla es debido a la prohibición. Eso hace, como pasó con el alcohol de contrabando en EEUU durante el periodo que estuvo vigente la Ley Seca, que el precio se incremente.

Por supuesto que tantos años de prohibición han ido engordando las arcas de narcotraficantes y afines. Por que esto no lo hace una persona sola, existe una clara connivencia entre poderes económicos (bancos, sociedades de inversión), políticos, fuerzas del orden y cárteles. Y este aumento de dinero trae consigo, inevitablemente, un aumento del poder. Así que podemos decir que existe una red corrupta que mantiene a flote este negocio y que, vista la rentabilidad, lo mantendrá así durante mucho tiempo.

Las consecuencias de esta corrupción en occidente las podemos ver habitualmente en los medios: asesinatos, ajustes de cuentas, policías encarcelados, políticos señalados, adulteraciones de la sustancia, etc.

Consecuencias sociales de las drogas

Las consecuencias sociales de las drogas podríamos clasificarlas según si son esperadas o no, deseadas o no, útiles o no, etc. No podemos hablar siempre de consecuencias negativas debido a que muchas personas que consumen drogas, si no todas, encuentran en ello algo buscado, ya sea alivio, evasión, divertimento, sensaciones y también pueden encontrarse con todo lo contrario, malestar, ansiedad, problemas, etc. Ante los consumos no problemáticos siempre hay un cálculo previo de pros y contras que ayudan a decidir si consumir o no. Si mañana tengo un examen ¿debería salir hoy y beber? Tengo una comida familiar en un rato ¿acepto el porro que me están pasando?

Apestados por el tabaco

Los primeros consumos de tabaco nunca se asocian a lo que viene después. Éstos suelen realizarse en la adolescencia, cuando la balanza que mide pros y contras de nuestras decisiones todavía no está operativa al 100%. Esto lo saben las compañías tabaqueras y durante muchos años la gente joven ha sido el objetivo de sus campañas publicitarias.

cigarette-788100_1280Los primeros consumos de tabaco producen en muchos casos una serie de beneficios sociales tales como la filiación a un grupo de iguales, desarrollar el sentimiento de pertenencia, probar límites, etc. La otra cara de la moneda, el coste, no se ve hasta que pasan unos años.

En primer lugar se desarrolla una adicción muy difícil de dejar y por otro lado, la persecución legislativa que sufren los fumadores va reduciendo cada vez más “esa libertad” de fumar. Muchos impuestos y una limitación cada vez más grande de los espacios donde se puede fumar convierten a los fumadores de tabaco en los nuevos apestados de la sociedad. Huelen mal, una parte considerable del sueldo se va en tabaco, en las comidas y cenas tienen que “ausentarse” de la mesa para aplacar el mono, haga frío o haga calor.

Drogas y mujeres

El consumo de drogas por parte de mujeres tiene una consecuencia añadida, en este caso una consecuencia social que no sabremos si con el tiempo cambiará. Nuestra sociedad brinda atributos a los géneros, si eres hombre tienes que actuar de esta manera y se te permiten estas cosas solo por serlo, y si eres mujer pasa lo mismo. Es por ello que esta diferencia puede marcar también el consumo de drogas, mientras que un hombre puede beber hasta emborracharse sin más consecuencia que una resaca o algún arrepentimiento las mujeres tienen que lidiar también con el estigma. Un estigma que tiene que ver con aquello que atribuimos al rol femenino: cuidado por el otro, cuidado por la familia; aspectos que chocan de frente con todo aquello que atribuimos a las drogas: hedonismo, vicio, perversión, mal, etc.

Aquí tienes más información sobre este tema.

Movilización civil

Podríamos afirmar sin miedo a equivocarnos que han sido las leyes represivas en cuanto a la producción, distribución y consumo de drogas las que han engendrado el mercado negro. En un intento de proteger a las personas han creado todo un entramado de evasión de capitales, corrupción, violencia y mentiras que aumenta en mucho el posible peligro del consumo de drogas. De esta manera se han creado otras nuevas amenazas a la seguridad como pueden ser aquellas que surgen de la aparición en escena de nuevos actores: traficantes, mafiosos, banqueros, etc.

Manifestación a favor de la despenalización en Buenos Aires. Foto de analistas independientes

Manifestación a favor de la despenalización en Buenos Aires. Foto de analistas independientes

Y allí donde no llegan las leyes llega la sociedad civil. En un intento de poner límites al mercado negro y a todo lo que alimenta se han ido creando (gracias a sentencias del tribunal supremo, que avala el consumo compartido), los Clubes Sociales de Cánnabis. Éstos son espacios de cultivo y consumo compartido para los socios de cánnabis y derivados que promueven la salud de sus socios, el asociacionismo y la contribución al estado mediante impuestos.

De la inseguridad social generada por unas leyes se ha encontrado la brecha para compensarla a través de la sociedad.

Consecuencias de las drogas en la salud

Herbicidas en áreas de cultivo de cocaína

airplane-465618_1280Si miramos hacia los países productores podemos ver una ausencia total de respeto hacia la vida desde muchos frentes. Desde las fumigaciones para eliminar cultivos de coca que afectan a la población local, ya sea directamente, ya sea destruyendo sus cultivos de alimentos, al vertido de productos tóxicos al medio natural durante el proceso de síntesis, etc, con la afectación a la salud física y psicológica de las personas.

Un gramo de cocaína comprado aquí, además de la adulteración, tiene detrás toda una historia de dolor, corrupción y sangre.

La prohibición de las drogas

La prohibición a nivel mundial de la producción, distribución y en algunos lugares de su consumo ha llevado parejo un bloqueo a la investigación con esas sustancias que también ha producido efectos sobre la salud de las personas. No solo desde la omisión de las propiedades terapéuticas que puedan tener algunas de ellas, sino del desconocimiento generalizado que puede promover la realización de acciones contraproducentes por parte de médicos a la hora de tratar cuadros de intoxicación. Sirva como ejemplo el tratamiento de “malos viajes” de setas alucinógenas con haloperidol, una opción de “sentido común” para disminuir los efectos psicóticos que en lugar de disminuir esos efectos los potencia debido a las propiedades farmacológicas de la psilocibina.

Consecuencias de las drogas en el organismo

Vamos a entender en este caso el organismo como un todo complejo, compuesto por componentes biológicos y psicosociales, ya que somos animales racionales. No podemos desligar la mutua relación biología – entorno: afectamos al entorno y éste nos afecta a nosotros.

Marginalidad

Desarrollar una adicción es una de las consecuencias de las drogas que una persona puede sufrir. La misma adicción ya condiciona la salud, sufriendo un grado de afectación que no solo está ligado a la sustancia, a la frecuencia de su uso y a las propias características físicas de la persona. Entran también otros condicionantes como la pérdida de algunas relaciones sociales, problemas de vivienda y laborales o vivir en un entorno social plagado de dificultades y falta de oportunidades.

Todo ello conduce a un lugar llamado marginalidad, marginación o exclusión. Vivir en el borde de la sociedad tiene una serie de consecuencias que repercuten en ese todo que hemos llamado organismo perjudicando sobretodo las necesidades básicas como la higiene o la alimentación. Además todo ello suma y afecta a que una persona no pueda, o no sepa, llevar una dieta equilibrada, impide que pueda elaborarse un itinerario formativo adecuado, etc.

Construcción social del concepto de salud

El concepto de salud es una construcción social, que en ningún caso es estable. Cambia con el tiempo y cambia según la cultura en la que estemos. Puede que mañana, habiendo pactado los agentes implicados en ello, se haga oficial que tener un nivel de colesterol de 220 en sangre es un indicador de riesgo, y de esa manera, de la noche a la mañana, miles de personas pasarán a tener colesterol alto. O puede que el sobrepeso, que aquí puede considerarse un aspecto de riesgo, en otra cultura sea indicador de salud y bienestar.

Así que de nuevo, considerando el organismo como un todo, el hecho de que el tabaco, por ejemplo, no sea considerado como perjudicial para la salud en alguna cultura, puede ser una de las consecuencias de las drogas que afecte a la salud. No hay que mirar muy atrás para ver que los anuncios del tabaco estaban muy relacionados con la salud, e incluso se citaban a médicos que lo recomendaban.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies