¿Es mejor que consuma de otra forma o que deje la drogas?

Cuando una pareja tiene problemas a veces podrá remontar la situación cambiando cosas, mientras que en otras circunstancias lo mejor será dejar la relación. Y algo parecido pasa con las drogas.

Si una persona tiene un consumo problemático de drogas puede aprender de la experiencia, darse cuenta de qué no ha hecho bien, y cambiar la manera de consumir. Con este cambio buscará conseguir que esas sustancias le hagan estar más bien que mal y no le repercutan negativamente en su economía, en sus relaciones, o en su estado físico y mental. Para ello tendrá que volver a realizar un uso moderado, reduciendo la cantidad consumida o la frecuencia en que las toma. De hecho el inicio del consumo suele hacerse así: es difícil que alguien empiece fumando porros cada día o bebiendo muchos cubatas en una noche.

En otras ocasiones por sus características personales (es de las que si hace algo se tira de cabeza, tiene demasiada tendencia a buscar sus efectos…), por su entorno (las tiene demasiado a tiro y esto impide hacer un consumo moderado…), por las características de la propia sustancia (es una droga muy adictiva como el tabaco o muy golosa como la cocaína…), lo mejor sea abandonar totalmente el consumo. A menudo es más fácil tener claro que no consume una droga que tener que decidir cuándo sí y cuándo no, o controlar la cantidad.

De cualquier modo tanto si no se consume como si se toman drogas de una forma moderada y autocontrolada (descansando temporadas, evitando que protagonice en exceso la fiesta, evitando pasar de cierta cantidad, etc.), la persona se evitará unos cuantos problemas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies