Información sobre las adicciones sin sustancia

¿Hay adicciones sin drogas?

Sí. Se puede desarrollar una dependencia a comportamientos que no tengan que ver con la ingesta de sustancias adictivas, como la adicción al juego, al sexo, a las compras, al deporte, a las redes sociales…

Algunos signos que pueden indicar la existencia de problemas relacionados con conductas adictivas son:

  • Pérdida de control sobre su conducta: deseo irrefrenable de repetirla e incapacidad de autocontrolarse.
  • La conducta problema pasa a ocupar un lugar central en la vida de la persona.
  • Existencia de problemas físicos, psicológicos o sociales objetivos y directamente relacionados con su comportamiento.
  • Aparición de irritabilidad, pensamientos recurrentes y malestar acusado si la persona no puede llevar a cabo el comportamiento problemático.
  • Comportamiento desadaptativo que genera una sensación de intranquilidad con pensamientos repetidos.
¿Cómo se desarrolla una adicción sin drogas?

Todas las adicciones son multicausales, es decir, hay múltiples factores biológicos, sociales, culturales y psicológicos que se relacionan entre sí.

En experimentos realizados con animales de laboratorio (ratas o monos), se ha demostrado que la realización de actividades placenteras activa la segregación de endorfinas. En condiciones de laboratorio, en donde el estímulo placentero está siempre disponible, el cerebro acaba relacionando el estímulo con la segregación de endorfinas y tiende a la repetición de la actividad. El circuito de la dopamina se va reforzando hasta desarrollar un trastorno adictivo.

Aunque esta es la hipótesis neurobiológica más aceptada para las adicciones, el cerebro de los humanos es claramente distinto al de los citados animales. La motivación, la capacidad para tomar decisiones o anticipar consecuencias, el autocontrol de los impulsos….son características que se encuentran en la corteza cerebral humana.

Así, la mayoría de las personas que hacen compras, practican sexo, deporte o juegan con el ordenador no desarrollarán un problema de adicción sin substancia. Pero en personas con un determinado perfil psicológico (alta impulsividad, mayor necesidad de búsqueda de sensaciones, trastornos del estado de ánimo o con trastornos obsesivos compulsivos…) y/o ante la concurrencia de determinados factores socioculturales, el riesgo de desarrollar una adicción es más elevado.

¿Qué son las apuestas deportivas?

Son juegos de azar. Se puede jugar a través de “casas” o empresas de apuestas deportivas, presenciales u online.

Como son relacionadas con el deporte, se crea la ilusión de que sabiendo tácticas, jugadores y resultados anteriores podemos predecir el resultado. No olvidemos que son juegos de azar sobre predicciones de resultados deportivos que dependen de muchos factores.

¿Cómo saber si el juego se te está yendo de las manos?

Existen algunas señales que indican que el juego puede estar convirtiéndose en un problema:

  • El juego deja de disfrutarse, pasa de ser un entretenimiento a una necesidad.
  • El gasto en dinero es superior al inicialmente planificado, o bien se invierte dinero destinado a otras actividades.
  • Ganar o perder una partida da lugar a sentimientos exagerados de euforia o enfado y frustración.
  • Se aumenta progresivamente el tiempo de dedicación al juego.
  • Incapacidad de dejar de jugar a pesar de existir problemas económicos.
  • Es frecuente la negación del problema a pesar de existir pruebas objetivas sobre éste.
¿Cómo han evolucionado los videojuegos?

Los videojuegos han evolucionado desde los salones de las máquinas recreativas de los años 70 del siglo pasado hasta las modernas consolas o PCs destinados al gaming. La evolución desde los adaptadores gráficos EGA (con 16 colores) de los primeros ordenadores personales de los 80 hasta las modernas tarjetas gráficas que procesan millones de operaciones por segundo, ha permitido que los videojuegos se hayan transformado en una expresión artística y cultural de primer orden.

La industria ha logrado crear personajes que han trascendido desde el entorno del videojuego a la cultura popular general y son tan conocidos como otras estrellas del pop. Muchos elementos de la industria del cine (inversión económica elevada, promoción con trailers, estrenos exclusivos, revistas temáticas…) han sido copiados por la industria del videojuego. Existen multitud de géneros: acción, estrategia, vídeo aventura, juegos de rol, simulación (vehículos, deportiva, vida real…), agilidad mental, puzzles…

Además, con los sandbox ofrecen la posibilidad de moverse libremente por un mundo virtual, alterar elementos a su voluntad, jugar de manera creativa sin límites estructurales o temporales.

La convergencia de Internet con los videojuegos permite la participación de distintas personas reales en un mismo entorno. Los videojuegos de rol multijugador masivo en línea permiten a miles de jugadores introducirse en un mundo virtual de forma simultánea a través de Internet e interactuar entre ellos.

Es probable que en los próximos años se generalice el uso de técnicas de realidad virtual. Las gafas y dispositivos actuales consiguen experiencias inmersivas en otras realidades aunque su precio es aún elevado. Esto abre la puerta a un desarrollo exponencial en el mundo del videojuego, que también repercutirá en otras disciplinas (formación médica, entrenamiento militar, diseño de modelos en arquitectura, arte…)

Los videojuegos: aspectos positivos, riesgos y problemas.

Los videojuegos tienen aspectos positivos. Mejoran la coordinación visual y motora, el rendimiento, la velocidad y la precisión para realizar actividades diarias, incentivan la creatividad, ayudan en la resolución de problemas y facilitan otras formas de socialización (por ejemplo, jugando en familia).

También tienen sus riesgos y problemas, como:

  • Dedicar excesivo tiempo a su uso.
  • Ante circunstancias estresantes de la vida pueden llegar a usarse como vía de evasión, generando aislamiento y causando repercusiones negativas sociales o académicas.
  • Dificultad para delimitar el tiempo de juego.
  • En algunos juegos requieren gastar dinero real.
  • El tono violento de algunos videojuegos de acción o terror es inadecuado para determinadas edades y/o personalidades.
  • Efecto Tetris, algunos usuarios fantasean con las acciones vividas en los juegos.
  • El uso muy intensivo de mandos o joysticks puede causar tendinitis de mano y muñeca (se ha descrito el Pulgar de Playstation o síndrome del túnel carpiano)
Las redes sociales: aspectos positivos, riesgos y problemas.

Las redes sociales constantemente nos aportan información nueva, rápida y, en apariencia, de calidad. Recibir estímulos novedosos genera endorfinas en nuestro cerebro como recompensa y ello esto permite que aliviemos estados negativos a través de la pantalla; y a su vez, nos motiva a repetir esa misma conducta en situaciones similares.

Las redes también permiten comunicarnos más y de maneras muy diversas. Podemos estar en contacto permanente, sin hablar, solo con nuestra presencia virtual o con nuestros likes, dando a entender a la otra persona que estamos. Además, generan sentimientos positivos, como ayudar a crear una identidad propia y sentirse apoyado/a.

También tienen sus riesgos y problemas, como:

  • Generar ansiedad por la necesidad de estar permanentemente conectados y activos en las redes.
  • Empeoramiento de la calidad del sueño y del descanso. Debido a que la luz de los dispositivos electrónicos interfiere en los mecanismos cerebrales que ayudan a dormir y descansar.
  • Ciberacoso.
  • Malestar por la sensación de perderse algo si no se está conectado.
  • Empeoramiento de la percepción de la imagen corporal.

Las redes sociales tienen consecuencias positivas y generan sentimientos positivos. A su vez, su uso puede ser un problema si tú consideras que es demasiado para tu gusto, que te hace sentir mal o que te gustaría dedicarles menos tiempo. Lo que cada uno considere excesivo es muy personal, así que no te compares con el resto y piensa la manera de disminuir su uso o relativizar lo que pase en ellas.

Un ejercicio interesante puede ser desconectar todas las noches el teléfono móvil.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies