¿Cómo dejar de fumar?

cig-1081388_1920(1)Dejar de fumar es difícil. Sin embargo, las personas que lo han hecho expresan –sin lugar a dudas– que vale la pena. Para abandonar el hábito hace falta tomar una decisión firme y esforzarse por hacerla efectiva, introduciendo cambios en las costumbres, potenciando la motivación y buscando ayuda –si se necesita. Estas ideas suelen resultar útiles:

Antes de dejarlo:

  • Fijar una fecha para dejar de fumar y comunicarla a amigos y familiares –hacerlo ayuda a comprometerse. Conviene procurar que sea un día sin demasiadas tensiones (fin de semana o vacaciones).
  • Valorar las ventajas e inconvenientes de dejar de fumar y elaborar una lista con los principales motivos para dejar el tabaco.
  • Tomar conciencia de las situaciones más proclives a fumar (cuándo, cómo y por qué). Esto ayudará a prevenir y evitar situaciones en las que la recaída es más fácil.
  • Valorar la conveniencia de usar recursos farmacológicos (parches o chicles de nicotina, u otros medicamentos que están dando buenos resultados). Si se decide usar alguno de estos tratamientos, debe consultarse antes con un o una especialista.
  • La noche anterior conviene deshacerse del tabaco y de los utensilios con él relacionados (ceniceros, mecheros, etc.).

Cuando se ha iniciado la abstinencia:

  • En caso de que cueste controlar el deseo, se puede revisar la lista de motivaciones para dejar de fumar y reforzar la decisión.
  • Evitar el consumo de bebidas asociadas a fumar –como el café o el alcohol. En el caso de las bebidas alcohólicas, su alteración de la conciencia puede favorecer la recaída.
  • Saber que, de manera intermitente, aparecerán fuertes deseos de fumar. Sin embargo, con el tiempo irán desapareciendo gradualmente y perderán intensidad.
  • En caso de que no se desee aumentar de peso, será necesario vigilar la alimentación y –si se pica entre horas– consumir productos bajos en grasas o azúcares. Si se gana peso, más adelante se podrá perder peso sin demasiada dificultad.

La abstinencia del consumo del tabaco está acompañada de una inmediata mejoría física. Sin embargo, es fundamental aprender a controlar el pensamiento para mantenerla.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies