Seleccionar página

Se necesita tiempo para saber el impacto que pueden tener los cigarrillos electrónicos y poderlos comparar con el tabaco.
Lo que sí parece estar claro es:

  • No son inocuos; también crean problemas de salud.
  • Alguno de sus componentes se sabe desde hace mucho que son cancerígenos.
  • El hábito de inhalar vapor con cargas de nicotina puede favorecer la vuelta a fumar tabaco de quien lo había dejado.
  • No está demostrado que no perjudique la salud de otras personas si se usa en sitios cerrados.

Por todo ello, no es ni mucho menos la panacea.
¿Por qué están saliendo negocios de su venta por doquier? Quizás sea una respuesta -quizás no demasiado acertada- a la búsqueda de autoempleo en momentos de crisis!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies