Seleccionar página

¿Cómo se desarrolla una adicción sin drogas?

Todas las adicciones son multicausales, es decir, hay múltiples factores biológicos, sociales, culturales y psicológicos que se relacionan entre sí.

En experimentos realizados con animales de laboratorio (ratas o monos), se ha demostrado que la realización de actividades placenteras activa la segregación de endorfinas. En condiciones de laboratorio, en donde el estímulo placentero está siempre disponible, el cerebro acaba relacionando el estímulo con la segregación de endorfinas y tiende a la repetición de la actividad. El circuito de la dopamina se va reforzando hasta desarrollar un trastorno adictivo.

Aunque esta es la hipótesis neurobiológica más aceptada para las adicciones, el cerebro de los humanos es claramente distinto al de los citados animales. La motivación, la capacidad para tomar decisiones o anticipar consecuencias, el autocontrol de los impulsos….son características que se encuentran en la corteza cerebral humana.

Así, la mayoría de las personas que hacen compras, practican sexo, deporte o juegan con el ordenador no desarrollarán un problema de adicción sin substancia. Pero en personas con un determinado perfil psicológico (alta impulsividad, mayor necesidad de búsqueda de sensaciones, trastornos del estado de ánimo o con trastornos obsesivos compulsivos…) y/o ante la concurrencia de determinados factores socioculturales, el riesgo de desarrollar una adicción es más elevado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies