Seleccionar página

¿Qué son las bebidas energéticas?

Hace dos décadas, las bebidas energéticas o energy drinks se presentaron en el mercado europeo. En la actualidad se producen alrededor de 3.000 millones de envases al año. La popularidad de estas bebidas es consecuencia de las campañas de publicidad y marketing destinadas a la población joven, que asocian el consumo de bebidas energéticas con los deportes de riesgo, la vitalidad, el aumento del rendimiento intelectual o la mezcla perfecta con alcohol en la vida nocturna.

Las bebidas energéticas son edulcoradas y están compuestas por azúcar, cafeína, aditivos (conservantes, colorantes, acidulantes) y otras sustancias, como taurina o guaraná. Algunas bebidas también incorporan minerales, como magnesio, potasio o vitaminas.

La mayoría de los efectos estimulantes se producen como consecuencia de las dosis elevadas de cafeína. No está probado que las concentraciones de guaranina (guaraná) o taurina tengan efectos biológicos activos. Finalmente, las vitaminas y los minerales no tienen ningún efecto (excepto en personas con carencias importantes).

Las cantidades de cafeína que contienen pueden ser muy variables, y dependen del tipo de bebida o marca.

Las bebidas energéticas se asocian erróneamente a una mejora del rendimiento físico y mental, aunque aporten sensación de energía y reducción de la somnolencia.

No está recomendado el consumo de bebidas energéticas en niños, mujeres embarazadas o personas sensibles a la cafeína; tampoco para practicar deporte.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies